Madres Negretinas cuentan con programa para el cuidado de sus hijos

Madres Negretinas cuentan con programa para el cuidado de sus hijos

El equipo en Negrete está compuesto por cuatro profesionales que trabajan con los niños y niñas desde marzo a diciembre, en dependencias del Liceo Polivalente La Frontera.

“De 4 a 7” es el nombre de la instancia ejecutada por el Servicio Nacional de la Mujer, el cual busca  que niños y niñas, entre 6 y 13 años de edad, permanezcan protegidos en sus escuelas, mientras sus madres o mujeres responsables directas de su cuidado se encuentran trabajando, buscando un trabajo, nivelando estudios o capacitándose para una pronta inserción laboral.

En Negrete, el programa opera con gran éxito desde 2014, luego de las diversas gestiones realizadas por el alcalde Francisco Melo Márquez, está  a cargo de su coordinadora, Carolina Ojeda. La profesional explica que son 50 los cupos anuales para la comuna y este año aún están disponibles 16 plazas para pequeños cuyas mamás vivan o trabajen en el sector urbano o rural. “Como su nombre lo dice, de lunes a jueves, los niños están a nuestro cuidado de 4 a 7. Los viernes los tenemos desde las 13.30 a las 15 horas. Nosotros los hacemos participaran de distintos talleres, como el de periodismo, batucada, laboratorios científicos, idiomas. También los ayudamos a hacer sus tareas escolares, en sus lecturas, para alivianarles esa labor a sus padres. Hacemos, además, salidas pedagógicas y este año vamos a realizar una excursión a la nieve junto a sus mamás, viaje que prácticamente será subvencionado en un 100%”, indicó Ojeda.  La coordinadora añadió que las progenitoras están constantemente siendo actualizadas sobre cómo están sus hijos por medio de un grupo de WhatsApp creado por ellas mismas.

El equipo en Negrete está compuesto por educadoras y técnicos en educación de párvulos y un músico, cuatro profesionales que trabajan con los niños y niñas desde marzo a diciembre, en dependencias del Liceo Polivalente La Frontera. Lo anterior, les  permite de una experiencia educativa distinta (lúdica e interactiva), para lograr un conjunto de competencias, habilidades y motivaciones  que hacen más significativos y relevantes los aprendizajes y desarrollos que alcanzan. Es fundamentalmente un trabajo colectivo y grupal, que implica cooperación, trabajo en equipo, reglas compartidas de convivencia y una interacción permanente entre pares.

Ágata, de 9 años, participa desde hace 3 años, señala que se siente encantada de participar a diario del programa, ya que “aquí con los tíos organizamos talleres, nos entretenemos mucho con las actividades como manualidades, el tío nos va a enseñar batucada y a plantar un huerto, además nos ayudan en las tareas para que no tengamos que llegar a hacerlas tarde a la casa, así es que estoy súper contenta con todo”, indicó la pequeña usuaria.

En tanto, para la apoderada María Navarrete, “a mí me sirve porque yo estoy estudiando y es la única opción de que los niños estén bien; lo encuentro fabuloso para la comuna. A los niños les gusta, dicen que se divierten, que les dan ricas colaciones y además están siempre entusiasmados porque los sacan a pasear, los llevan a granjas. En lo personal me gusta porque puedo estar tranquila en lo que yo estoy haciendo”.

A %d blogueros les gusta esto: